La ficha de datos de seguridad

Es necesario que exista un flujo de información a lo largo de toda la cadena de suministro para conseguir la seguridad de todas las sustancias y mezclas. Y esto se consigue con la ficha de seguridad (FDS)

El contenido de la FDS se estructura en 16 secciones que incluyen información sobre la sustancia o mezcla, riesgos y elementos de la etiqueta de acuerdo al CLP, composición, primeros auxilios, medidas en caso de incendio, vertido accidental, manipulación y almacenamiento, control de exposición, propiedades físicas y químicas, información toxicológica, información ecológica y otras informaciones.

¿Cuando se debe aportar la FDS? En principio en tres situaciones: que se trate de una sustancia peligrosa de acuerdo al CLP, que se trate de una sustancia incluida en la lista de sustancias candidatas a autorización (REACH) o que se trate de una sustancia PBT (persistente, bioacumulable o tóxica) o mPmB (muy persistente o muy bioacumulable).

A mayores se puede solicitar al proveedor la FDS de aquellas mezclas no peligrosas pero que contengan el 1% en peso para mezclas no gaseosas o el 0,2 en volumen para mezclas gaseosas de una sustancia peligrosa tanto para la salud como para el medio ambiente. Incluso también para aquellas sustancias sobre las que haya límite de exposición comunitario en el lugar de trabajo.

El fabicante, importador o distribuidor deben mantener actualizada la ficha de seguridad y transmitirla a la cadena de suministro.

Los fabricantes e importadores que lo hagan en más de 10 toneladas al año deberán aportar la FDS ampliada con los escenarios de exposición y la caracterización del riesgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *