Virucidas

virucidas

¿Qué son los productos virucidas?
Los virucidas son biocidas que pueden destruir virus, en este caso, como
el llamado SARS-CoV-2 que causa la enfermedad COVID-19.

Listado de virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad

Sin embargo, no todos los biocidas tienen acción virucida, algunos solo son efectivos contra bacterias y hongos.

¿Qué productos biocidas pueden usarse contra COVID-19?

La Dirección General de Salud Pública advierte de la aparición de diferentes
biocidas y sustancias que aún no han sido evaluadas por la Agencia
Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA).
Debe recordarse que para autorizarse una sustancia biocida activa para uno
cierto tipo de biocida, se requieren evaluaciones. De carácter
toxicológica, ecotoxicológica y fisicoquímica. Además de toda la información
en relación con sus usos, concentraciones y datos de exposición.

En la última actualización de la lista de biocidas con actividad virucida
publicado por el Ministerio de Salud, no contiene dióxido de cloro ni
ozono, ni el llamado ácido hipocloroso. A pesar de sus capacidades
Las virucidas están siendo evaluadas actualmente por la Unión Europea.
A su vez, en el sitio web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos.
Sanitarios
(AEMPS) se publica la nota “AEMPS informa sobre el
soluciones y geles desinfectantes para manos hidroalcohólicas de manera efectiva virucida comprobada «, que incluye la lista de antisépticos para la piel sana de manera efectiva virucida.

Es importante tener en cuenta que todas las regulaciones sobre biocidas, tanto la regulación de la UE como la legislación nacional establece expresamente que
anunciar un biocida que pueda dar lugar a error a la hora de entender los riesgos para los humanos o el medio ambiente, ni no incluir ninguna mención de «biocida de bajo riesgo», «no tóxico», «Inofensivo», o cualquier indicación similar.

Actualmente, no existe un producto virucida autorizado para su uso por nebulización en personas.

El uso indebido introduce un doble riesgo, posible daño a la salud humana y da una falsa sensación de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *